Make your own free website on Tripod.com

El Conocedor es un individuo escaso y esquivo que todo el mundo quiere conocer. Pertenece a un pequeño grupo de gente que se ganan la vida escuchando rumores y sacando información para luego venderselas a otros, por lo que no suelen vivir demasiado tiempo.

Los Conocedores, durante todo el día, van de un lado para otro en busca de información sobre diversos temas, juntando, sopesando y reuniendo. Relacionan lo que descubren con lo que sucede y sacan conclusiones, a menudo acertadas. Luego, esperan que le interese a alguien, al cual le cobran considerablemente por darle toda esa información.

Citas:

-Crees que estás bien informado, ¿no? ¿Y qué sabes de los problemas de los apartamentos de la 212 porque hay Humanis allí?... Ya, eso imaginaba...

-¡Claro que sé de ese tema! Pero tendré que cobrarte un poco más porque fue un poco peligroso.

-La información es poder, dicen; pues yo digo que es, además, pasta.

Comentario:

El conocedor es un individuo paranoico (incluso comparado con los demás) y esquivo. Siempre se reúne en lugares oscuros donde nadie le vea, y pasa la información sin ninguna referencia a él mismo. Esto es así porque sabe que le buscan, que hay demasiada gente por ahí que está harta de que airee sus trapos por ahí. Sin embargo, hasta que le pillen, tiene para vivir, y vivir bien.

Fuerza: 3

Constitución: 2

Rapidez: 3

Inteligencia: 6

Carisma: 4

Voluntad: 3

Esencia: 5,8

Magia: No

Iniciativa: 4+1d6

Negociación (regatear): 5 (7)

Etiqueta (callejera): 10 (11)

Computadoras: 2

Pistolas: 2

Atletismo: 3

Refugios: 3

Automóviles: 3

Interrogatorio: 7

Ciberimplantes:

Conector de datos

Profesionalidad: 

1

Contactos:

¡Buf! ¡Ingentes!

                                                   

Street Rat:

Esta pequeña mujer, vestida siempre con gabardina y sombrero, habita cerca de Auburn, por donde se mueve a voluntad. Suele ir limpia y bien arreglada, aunque no es ninguna belleza. Sus círculos de conocimiento son tan amplios que la mayoría de gente se sorprende, y mucho, de lo que sabe o puede llegar a saber. Es una muchacha esquiva y paranoica, a la que le gusta quedar en callejones poco iluminados (siempre y cuando sepa que no va a haber un grupo de pandilleros listos para darle una paliza por la cartera). Aunque vive bien, no se puede pagar guardaespaldas, pero se las ha arreglado para conseguir hacer tratos con las bandas cercanas para que la protejan, así que puede ser peligroso atacarla en su barrio.