Make your own free website on Tripod.com

20-5-2056: Fukay, Sepherim, Shi, Thera y Stalker reciben la llamada de Nailer para realizar un nuevo trabajo. Un sencillo asesinato con extracción. Un buen pago, de 20.000 nuyen es todo lo que Nailer puede añadir a la información. Evidentemente, todos aceptan, y el fixer les dice que han de ir al bar Crawl donde, en el baño, encontrarán un sobre con la información, a las once y media. En el sobre se dice que su objetivo es Michael Ironhand, un ejecutivo de Workhammer Construction Company. Dice que han de eliminarle, extraerle un ojo y coger una llave que lleva consigo. Luego han de entrar en su despacho y eliminar los ficheros correspondientes al mes de Marzo, consiguiendo una prueba de que no fueron consultados ni duplicados. Así pues, el grupo se separa para ir a vigilar al hombre. Le encargan a Sepherim la tarea de encontrar los planos del edificio mientras ellos se apostan a observar la vida del hombre.

21-5: mientras sus compañeros vigilan al objetivo, Sepherim se introduce en la Matriz en un intento de conseguir el archivo. Obtiene los planos pero queda completamente muerto de cansancio pues la incursión fue muy cansada.

22-5: adelantándose a lo planeado, el grupo decide aprovechar esta mañana para secuestrar al hombre mientras hace footing. Thera lanza sobre él un hechizo de control mental, de manera que obliga al ejecutivo a subirse a la furgoneta de Shi, en la que habían llegado. Allí, se encargan de dejarle muy claro que lo van a matar pero que si no colabora iban a matar también a su esposa e hija. En un estado de shock, el hombre intenta cooperar todo lo que puede y les facilita mucha información. Luego le  obligan a llamar a la oficina y decir que su mujer había sido atacada y que iba a ir con dos guardaespaldas. De camino a la empresa, Stalker le quita la llave, que llevaba colgando de la muñeca. Así pues, él, Fukay y Stalker entran en la oficina de la compañía mientras los otros se quedan vigilando a la mujer por si acaso. Los shadowrunners suben con el hombre hasta su oficina y allí le dicen que llame a su jefe para decirle que va a cogerse otro guardaespaldas. Sin embargo, el jefe le dice que no se aceptan guardaespaldas ajenos a la compañía, por lo que tenía que despedirlos y se le asignarían unos del personal de seguridad. Cuando los cuatro nuevos guardaespaldas se presentan, Fukay mete la pata al recordarle al hombre que como dijese algo su familia lo pagaría. Los guardas de seguridad, que lo oyeron, los amenazan, pero las armas salen defectuosas y dos de sus rifles se encasquillan con los primeros disparos. Los dos shadowrunners se vuelven y los cosen con las escopetas. Luego asesinan al hombre de la compañía y le quitan el ojo. Viendo que en el pasillo se han activado varias armas automáticas, resuelven salir por la ventana cuando un helicóptero de Lone Star aparece ante ella para evitar que salgan. Stalker, más rápido que el piloto, destroza la ventana y salta afuera, logrando llegar al suelo sano y salvo gracias a su cuerda garfio. Huye hacia una de las callejas y el helicóptero sale en su persecución. Fukay, que se había quedado en el interior, llama a Sepherim y a Shi para decirles que necesitan ayuda y luego sube al tejado. Allí encuentra un helicóptero de combate de la compañía que acababa de despegar y lo derriba con una certera granada en los rotores. Se asoma del otro lado del edificio y ve como un Pájaro de Presa asciende hacia él. Le echa un par de granadas pero no le hace nada. Luego se descuelga por la otra cara del edificio. Sepherim se entera de que están en apuros y se conecta para echar una mano, pues no se había conectado ya que no se esperaban problemas. Es entonces cuando llegan Shi Thera, que venían del piso del corporativo que vivía allí al lado. Los guardias de la compañía comienzan a desplegarse a la entrada del edificio, pero muchos caen muertos cuando la hechicera, que estaba proyectada astralmente, los elimina con una esfera psíquica. Mientras Shi apunta al Pájaro de Presa cuando este se asoma por la azotea en persecución de Fukay, que descendía por la fachada. El misil alcanza al aparato justo en una zona vulnerable, provocando la retirada de la blindada nave. Shi huye en su furgoneta al ver que varios tanques de la Workhammer abandonan sus garajes. Mientras, varias callejas más allá, Stalker llama a su contacto de ciberpiloto para que lo saque del embrollo en el que está metido. El helicóptero de combate del ciberpiloto aparece pocos minutos después y recoge al shadowrunner, emprendiendo la huida frente al helicóptero de Lone Star y dos cazas de Workhammer Construction Company, que habían salido después. Logra escapar ocultándose en un callejón y reduciendo lo máximo la emisión de energía del motor. Sepherim recibe una llamada de Shi diciéndole que ayude a Fukay que se ha quedado atrapado en el interior del edificio, y el tecnomante se detiene y entra en una casa. Logra acceder a la red telefónica de la casa y se conecta a la Matriz. Mientras tanto, Fukay baja a la planta baja subido sobre el ascensor, y logra engañar a los que vigilaban la planta baja, eliminándoles con una rápida ráfaga de escopeta. Dos guardias se rinden, y el samurai obliga a uno de ellos a abandonar el edificio para comprobar si es seguro.; el guardia es convertido en pulpa ante sus ojos por las ráfagas de la gente apostada en el exterior. Ante esto, su compañero se vuelve histérico e intenta liquidar al samurai, que lo elimina sin problemas. Sube a la planta 312 y espera por si le han tendido una emboscada en el exterior del ascensor. Es entonces cuando ve un mensaje de Sepherim en una pantalla cercana, diciéndole que todo está tranquilo. No se fía hasta que el mensaje se repite cargado de la típica bordería del tecnomante. El samurai sale y va a una ventana y comprueba el despliegue de seguridad del exterior del edificio. Otro mensaje del tecnomante lo lleva a una habitación donde un corporativo, más o menos del tamaño del samurai, se está cambiando. El samurai irrumpe y, bajo las indicaciones del tecnomante, se pone la ropa del hombre. Sin embargo, quiere hacerle unas preguntas a Sepherim y, viendo que el tecnomante no sabe leer los labios, coge y, llevado en parte por los nervios y el miedo, degolla al corporativo para escribir con su sangre sus mensajes. En ese momento, el tecnomante lo abandona a su suerte por lo psicópata que ha resultado ser su compañero, aunque vuelve a los pocos segundos llevado por el sentido de la ética de los shadowrunners, que le obliga a ayudar a su compañero en apuros, aunque le deja muy claro que no piensa volver a trabajar con él por lo que ha hecho. Lo obliga a escapar usando el conducto de deshechos y, al final, el samurai logra huir del edificio. Una hora y media después, todos se reúnen en el Parque Lincoln, donde reciben la llamada de Nailer que les dice que Shi se ha retirado del trabajo. Los otros tres, tras decidir continuar el trabajo, llaman a Nailer para decirle que quieren contratar a un mago, un ciberpiloto y un tecnomante, que se reúnan con ellos en el parque. A la hora se presentan en el parque Waterbeast, Sidewinder y Player. Les explican que los quieren para participar en el asalto y se les explica el plan. Así dispuesto todo, Fukay, Stalker, Sepherim y Waterbeast se disponen a entrar físicamente en el edificio. Mientras tanto, Sidewinder toma el control de sus sondas para distraer a las defensas y conseguir que sus contratantes entren. Por último, Player se conecta a la Matriz para asegurarles que las defensas no los aplasten. Así pues, mientras las sondas atacan a los tanques de defensa, los cuatro primeros runners se cuelan en el edificio. Entre disparos y problemas, logran alcanzar la tercera planta, momento en el cual se activan las alarmas. Sepherim les dice que necesita conectarse y se meten en una oficina para que pueda acceder a la línea telefónica. Stalker se marcha entonces a cubrir las escaleras mientras Fukay se queda en la oficina con Sepherim y Waterbeast, que se proyecta astralmente para enfrentarse a los ataques de los elementales que se acercan a ellos. Stalker encuentra muchos problemas en las escaleras,  donde se lía a tiros con los diversos grupos que pretenden acceder al tercer piso por ellas. En el momento en que Player y Sepherim logran eliminar a los PAI que atacaban al primero, Stalker cae alcanzado por el látigo monofilamento de uno de los agentes de seguridad. Tiene suerte, porque Fukay, que había seguido dentro de la oficina, reconoce sus gritos y se asoma, eliminando a los dos agentes con los que se había peleado su compañero. Recoge su cuerpo y, los tres que están conscientes, van a la oficina del corporativo a por los datos que tenían que borrar. Waterbeast mantiene a los de seguridad lejos gracias a un conjuro de invisibilidad, mientras Sepherim se conecta al ordenador y borra los datos como decía el contrato, pero amañando el sistema de manera que no registre que se hace una copia para si mismo. Llaman a Sidewinder para que los saque de allí y la ciberpiloto se presenta con su veloz helicóptero. Finalmente, los cuatro logran huir y llaman a los contratantes para decirles que el trabajo está hecho. Estos les dicen que se reunirán con ellos en el Parque Lincoln en media hora. El equipo llega allí, donde ven llegar una ambulancia de DocWagon para recoger a Stalker. Cuando llegan los contratantes, Sidewinder les dice que tengan cuidado, que hay un tirador en una azotea y que lo eliminará en un instante. Los dos runners (pues Waterbeast se quedó en el helicóptero) se niegan a salir al claro de la estatua, obligando a que los contratantes se acerquen. Estos, al ver que el tirador no abre fuego (una sonda lo había eliminado) abren fuego con los subfusiles ocultos en los maletines. Sin embargo, los runners, que se lo estaban esperando, acaban con ellos gracias a una racha de suerte. Cogen el dinero que los contratantes traían y los subfusiles y se marchan. Por último, Sepherim llama a su intermediario para venderle la información robada (tras leerla), pagan a los shadowrunners que contrataron y se separan hasta la próxima.

23-5: Sepherim queda con Nailer para quejarse de Fukay y de Shi por lo que hicieron. Tras contarle lo psicópata que demostró ser Fukay bajo presión y lo cobarde de su otro compañero por abandonarles, se marcha a casa. Nailer llama a los otros dos y les dice que van a trabajar con otro grupo de gente a partir de entonces.

26-5: Llega Caedes a la ciudad y, como todos, se presenta al fixer y se acomoda en casa.

29-5: Nailer llama a Stalker, Vórtice y Sepherim para decirles que quiere formar un equipo permanente con ellos porque trabajan bien juntos. A los tres les parece una buena idea y forman el equipo.

2-6: Llega Castity a la ciudad y se presenta al fixer. Stalker sale del hospital.

4-6: Nailer llama al equipo (menos a Vórtice, que no es capaz de localizarlo), a Electric, a Castity y a Thera para un nuevo trabajo. Tienen que encontrar a una rica estudiante de la universidad, que ha desaparecido misteriosamente. Aunque, en principio, Stalker y Electric se lo toman como una especie de castigo, aceptan al oir que pagan 25.000 neoyens por cabeza. Así pues, se presentan todos en la casa del contratante entre las diez y las doce de la noche, como estaba decidido. El Sr. Langley (el padre) y el Sr. Kenson (el novio) fueron los que los recibieron a los runners y les comunicaron lo que sabían del tema. Su hija, que estudiaba en la universidad central había desaparecido. Había dicho que se quedaba a estudiar un examen, porque era muy buena, pero no se la había vuelto a ver y la policía no hacía nada. Ella residía en la Residencia Saint Marie, cercana a la universidad. Los runners fueron a la universidad con el novio, tras despedirse del padre, y allí le interrogaron sobre lo que de verdad hacía la niña. Como dijo Electric, no había ninguna niña pija tan buena. Sin embargo, el Sr. Kenson no sabía que hiciese nada malo, era una niña muy buena, incluso se van a casar en Junio. Luego se marchó y el equipo de shadowrunners se separaron las tareas para el próximo día, pues con la universidad y la residencia cerradas no podían hacer nada. Sólo Electric se queda y se acerca al vigilante de la universidad para preguntarle por camellos que haya en el campus. Tras incentivarlo adecuadamente, el guardia le dice el nombre de Johnny, que pregunte por él al día siguiente. Luego Electric se fue a casa.

5-6: Como estaba despierto el primero, Stalker fue el primero en llegar a la universidad para hablar con los profesores. Le dieron cita para la una, tras hacerse pasar por un enviado de la familia, y él se metió en la sala de espera. Vórtice llegó a la residencia poco después, e intentó ver a las dos amigas de Sharon (la desaparecida) pero no lo dejaron pasar por ser varón. Lo intentó Thera, pero ella tampoco tuvo suerte. En ese momento llegó Electric al campus, donde fue a hablar con el tal Johnny. No le costó localizar al guaperas, y le interrogó sobre Sharon. Johnny le dijo que tenía de mote "la Abierta" y que habían hecho negocios anteriormente, pero que ya no. De hecho, la conocía de poco más que de la cama. Cuando le pidió 500 neoyenes al runner y este se negó a pagar, Johnny llamó a sus amigos. Cinco universitarios, que estaban allí al lado, se acercaron con bates de béisbol. Electric, viéndose rodeado, sacó de Predator y dejó a Johnny seco en el momento. Los agentes de Knight Errant, encargados de la seguridad de la universidad, vieron aquello y arrestaron al manitas, forzándolo a acompañarlos al coche patrulla. Cuando él alegó legítima defensa, el de su derecha le dijo que no había visto nada, sólo como él llegaba y le disparaba al pobre estudiante, nada de cinco tipos con bates, y que eso era lo que las cámaras habían recogido. Fue en ese momento cuando, viéndose rodeado y derrotado, Electric activó los 190 kilos de C-12 que llevaba en la furgoneta. Todos los estudiantes que estaban en la hierva en ese momento fallecieron cuando la enorme bola de fuego llegó hasta la fachada de la universidad, destruyendo todos los coches del aparcamiento (incluido el Eurocar Westwind 2000 de Stalker) y causando destrozos en las fachadas de todos los edificios cercanos. Por supuesto, Electric y los dos guardias murieron en el acto. La policía, las ambulancias y los bomberos no tardaron en llegar más de un minuto, pero poco había para salvar. Evidentemente, la universidad fue cerrada y se decretó luto para el día siguiente (hay que tener en cuenta que está acabando el curso y tampoco pueden prescindir de más días). Diez minutos más tarde, Castity llegó a la casa del contratante para interrogarle de nuevo, pero no descubrió nada. Viendo que nada podía hacerse, los runners se dispersaron y decidieron esperar a que la universidad abriese.

6-6: Llega Goldar a la ciudad y se entrevista con Nailer, que le dice que se una a un run que tiene en marcha. Poco después hace lo mismo Freedrive, y el fixer le dice lo mismo. Luego llama a Stalker para avisarle de que van a tener nuevos compañeros. Mientras tanto, Nagarë llega a la casa de Sepherim tal como le había dicho su mentor. Allí, se presenta al tecnomante (al que impresiona sobremanera aunque lo intente disimular) y el tecnomante lee el mensaje que le mandaba un amigo a través de su navaja, ya fallecido. Así pues, sabe que puede confiar en el muchacho. Lo lleva a ver a Michael Irongrim para proporcionarle algo de equipo. Es entonces cuando recibe una llamada de Stalker para decirle que hay nuevos miembros en el grupo, que había planeada una reunión del grupo para conocerlos. Así pues, todos se reúnen en un bar y se presentan, aprovechando para poner a los nuevos sobre antecedentes de lo que es el trabajo. Se producen unos roces entre Sepherim y Castity cuando la elfa se mete con Nagarë y sale el tecnomante en su defensa, pero no pasan de ahí. Luego el grupo se separa para investigar. Thera vuelve a la residencia y habla con las estudiantes que hay fuera, pero no descubre demasiadas cosas. Otro tanto consigue Goldar preguntando por los barrios bajos. Mientras, Sepherim se va a una tienda de ropa para comprarle ropa de universitario a Nagarë, ya que este ha decidido hacerse pasar por universitario. Después, ambos van a casa y Nagarë habla con su primer espíritu, mientras Sepherim se conecta a la Matriz para informarse, aunque no descubre nada de interés a parte del brillante expediente académico de Sharon.

7-6: ese día lo dedican a investigar. Castity se hace socia de la YMCA para poder ver el mundo en el que se movía la muchacha, mientras que Sepherim compila todos los datos que ha encontrado. Así pues, en la reunión de la mañana, Sepherim les expone lo que ha encontrado, con el fichero, mientras los demás hacen lo propio con lo que han descubierto (casi nada, por otro lado). Esa tarde, Caedes llama a la residencia diciendo que hay una bomba (aprovechando la paranoia creada por el atentado de la universidad). Cuando los artificieros desalojaron el edificio, lanzó una granada cegadora en el interior y se coló. Ascendió hasta la habitación de Sharon y, tras eliminar a un agente de Lone Star, se apoderó del ordenador de la muchacha, saliendo de la habitación por la ventana, con un grupo de artificieros detrás. Así pues, se reunió con Sepherim para entregarle el ordenador y esperó mientras el tecnomante comprobaba los archivos. Entonces llamaron a Freedrive para que siguiera al elfo con el que se había citado aquel viernes, el instructor de la YMCA (que, por cierto, había intentado ligar con Castity, consiguiendo molestarla bastante). La enana ve como el elfo recoge a una preciosa rubia y, juntos, van a un club nocturno.

8-6: Sepherim fue el primero en enterarse de que el cadáver de Sharon había sido hallado por Lone Star en la central nuclear de Glow City. Luego fue Stalker, que recibió una llamada de Nailer contándoselo, para decirles que el trabajo estaba cancelado y que cobrarían el 10 % estipulado por las molestias. Así pues, Stalker llama a los demás y se lo cuenta, diciéndoles también que algo no le huele bien y que todavía cree que pueden cobrar el trabajo completo, porque cree que la chica no era Sharon. Así pues, el grupo se reúne como siempre, a las doce en "La Cantina". Allí discuten lo que se va a hacer. Así pues, Stalker organiza el grupo para la investigación y se ponen en marcha. A la salida, un misterioso individuo en gabardina se ríe para si mismo. Intrigados, se acercan y hablan con él. Se presenta como Smiler, y sabe los nombres de todos, así como una cosas que ni los demás sabían (que Castity era gallega). Goldar, Freedrive y Thera van a seguir a la rubia que vieron con el elfo del gimnasio, mientras que los demás (salvo el tecnomante, que intentará descubrir qué pasó desde la Matriz) van a interrogar al elfo mencionado. Así pues, los tres primeros se presentan en la casa de la humana, y Goldar consigue llegar a su puerta y una cita con ella, usando su magia para colarse dentro del edificio. Luego la siguen hasta los estudios donde ella participa en un casting. Mientras tanto, los otros, seduciendo al elfo gracias a Castity, logran llevarlo hasta un callejón. Allí, lo interrogan y luego lo desnudan; le ponen una mordaza y unas esposas y un cartelito de "me gusta verme en el espejo mientras me follan". Luego lo dejan en uno de los peores barrios de Redmon (sin ser los Yermos) y se piran, robándole el Eurocar Westwind 2000 Turbo (que se queda Stalker porque perdió el suyo en la explosión de la universidad) y el dinero. La razón es que, supuestamente, cuando habían hablado con anterioridad, se había pasado con Castity (lo cual no era demasiado cierto, pero los demás no lo sabían). Mientras tanto, el otro grupo sigue a la rubia hasta un caro restaurante donde sirven algo de comida real. Ella va acompañada por un cincuentón, con el que hace cariñitos. Mientras tanto, Caedes vuelve a donde dejaron al elfo a ver si lo encuentra, pero no está. Se acerca a la pordiosera que había tirada en una esquina y le pregunta si sabe. Sin embargo, cuando ella le dice que tiene mala vista, él la levanta por el cuello para "aclararle la vista". Ella le dice que no sabe y es entonces cuando se acercan un par de pandilleros de los Halloweeners y se cargan a Caedes por meterse con una de sus protegidas. Mientras tanto, Stalker se reúne con un par de sus contactos y, a la vista de lo que descubre, llama a Michael Moorcock para alquilar un piso donde poder estar mientras estuvieran investigando esto. Llama a los demás y quedan en un parque cercano al que le dijo el inmobiliario. Juntos, entran en el piso y Sepherim le comenta a Stalker que ya lo pueden alquilar por un mes, y así el equipo tiene un piso donde hacer reuniones y demás. Así pues, tras despedir a Moorcock, se sientan en torno a la mesa para compartir lo averiguado. Stalker expone el informe forense con las fotos, que muestran lo que debió ser una persona, convertida en una masa sanguinolienta por innumerables cortes por todo el cuerpo, en forma de runas, y con un 33 % de masa corporal "chupada" por algo. Luego les dice que fue encontrada en la central nuclear de Glow City por una furgoneta sellada de los SWAT que se desplazaron hasta allí por una llamada anónima hecha desde una cabina (la voz, que estaba camuflada, no se ha descifrado todavía) y que la encontraron sobre un altar de piedra. Luego, Freedrive les informa que ha descubierto que, esa noche, el único equipo mercenario que estaba trabajando fuera de misiones rutinarias fueron los Águilas Rojas, que, curiosamente, fueron enviados a Glow City. Sepherim les dice que, por la Matriz, se sabe que a ella le iban mucho los BTL y que John Rowbans (les enseña la foto) fue el último traficante que le vendió mercancía. Por último, Goldar estudia las runas y llega a la conclusión de que es una magia hermética muy poderosa y corrupta. Luego, Freedrive trae unas sondas de vigilancia para asegurar el perímetro, Sepherim intenta conseguir trajes radiactivos para todos, Goldar se va a dormir y Stalker intenta espiar a Castity en la ducha. Es entonces cuando, a raíz del ruido que arman, viene el vecino, un señor mayor llamado Mc Cauley Wilkinson y se pone a tomar una taza de café con ellos porque intentan aparentar que son unos inquilinos normales. Después de que se marche, se echan a dormir un rato. Es entonces cuando Stalker, en sueños, ve a una bella y enigmática mujer diciéndola que la llame, que sabe que puede. Sepherim, por otro lado, vuelve a tener pesadillas con las personas que ha matado. Poco después, discuten lo que se va a hacer. Nagarë dice que se puede acercar allí astralmente a ver el altar y, efectivamente, lo hace. Tras superar una zona de ruido astral, llega al altar y ve que es normal pero, por un momento, le parece que late (aunque puede ser debido a las interferencias del ruido). Vuelve a su cuerpo e informa a los demás que deciden ir a echar un vistazo, por lo que le confirman a Sepherim que consiga los trajes químicos. Así pues, una vez que los tienen, van todos a la zona radiactiva, pero son detenidos en el camino por una banda de pandilleros. Liquidan a los tres primeros, pero luego huyen de los demás, que los persiguen montados en Scorpions. En el combate que se desarrolla montados en los vehículos, una bala alcanza a Nagarë, mientras Stalker elimina a uno de los motoristas con a escopetazos desde la ventanilla del coche de Freedrive. Es entonces cuando el shaman invoca a un espítitu urbano y le ordena eliminar a los moteros, que ven incrédulos cómo sus Harley patinan bajo ellos y los envían al suelo. Así, logran escapar de la persecución. Sin embargo, se decide que Nagarë no entre en Glow City debido al agujero en su traje. Así pues, Sepherim, Castity y las sondas de Free Drive entran a toda velocidad en la zona radiactiva y aceleran hasta llegar al reactor. Allí, gracias a los planos que tenían del lugar, encuentran con facilidad. Mientras las sondas toman fotos del altar y el perímetro, los otros buscan por la sala cosas interesantes, pero no encuentran ninguna. Así, abandonan el lugar a  toda velocidad y hubieran tenido problemas con unos pandilleros que había fuera (con unas mutaciones muy feas) de no ser porque los acojonaron las sondas. Mientras tanto, Goldar quedó con Dick Escapista Malone para ver qué sabía acerca de las marcas en el cuerpo de la chica. El mago le confirma que es magia corrupta, que se asemejaba ligeramente a la magia que había visto en el refugio de un shaman al que había matado hacía tiempo. No sabiendo nada más, ambos van al Dante's Inferno, para el que Dick ha conseguido entradas. Paralelamente a esto, Thera es pillada en medio de un tiroteo y no es capaz de salir antes de que una bala le perfore el pulmón, muriendo poco después en la ambulancia.

9-6: Stalker y Castity van a visitar a Rowbans, el traficante de BTL's y charlan con él un rato. Descubren que ella, en contra de lo que pensaban, no le hacía BTL's, es más, no salía en ninguno que él tuviese, aunque si que es cierto que había comprado algunos. Los demás, por otro lado, continúan con sus diversas pesquisas pero no descubren nada más, así que, esa noche, se reúnen en el piso franco. Tras discutirlo brevemente, deciden dejar de seguir investigando porque están perdiendo dinero y no llegan a ninguna parte, así que se separan.