Make your own free website on Tripod.com

(2, 3 y 4)-1-2057: encontrar un hueco en un nuevo entorno siempre es difícil, y a todos les costó adaptarse y hacer nuevos contactos. Sin embargo, tuvieron la suerte de conocer a algún runner local, lo cual siempre lo hace más fácil. Al tercer día del año, Vórtice se entera de que están en Euskalherría y decide marcharse él también de Seattle y cambiar de aires.

5-1: un fixer les ofrece un trabajo a Vórtice, Kasidy, Rawin y Latten, así como a algunos runners locales: Nihilium, X y                  . Les dice que tienen que proteger unas instalaciones durante un mes, por lo que cobrarán la jugosa cantidad de 30.000 nuyen. Él no sabe nada más del trabajo, salvo que han de reunirse con Meiga en un bar pequeñito del interior de Lugo. Les dice también que él se quedará con el 10% del pago, y que la gallega cobrará un 5 % adicional. Tras pensarselo un poco, todos aceptan, pero le preguntan si pueden llevar a alguien más al trabajo, pues les falta un tecnomante. Finalmente, el fixer accede, y Kasidy convence a los demás para poder llevar a su hermana, Aliana. A medianoche se reúnen todos con Meiga en el barcito como acordado, habiendo llegado hasta allí por distintos medios. Ella les dice que a la mañana siguiente los llevará al embarcadero, pues su objetivo se encuentra en una isla un poco al sur de la de Arosa. Si necesitan algo, se ofrece también a conseguírselo por la noche, y le piden unas pocas cámaras  y algunos explosivos.

6-1: a las pocas horas de partir llegan al acantilado bajo el cual se encuentra el embarcadero, y se despiden de Meiga, que pasará a recogerlos el último día. En un pequeño y endeble barquito cruzan la distancia hasta las islas, y el capitán también se despide hasta el mes después. Una preciosa muchacha los acompaña desde el embarcadero hasta el estudio donde la dueña de la casa les dice que llegará su marido a media tarde con un cuadro que se quedará en la casa durante esos 30 días, así como una breve descripción de los medios de seguridad con los que cuenta la mansión y las normas que regirán su estancia. Después se fueron a comer y pasaron la tarde inspeccionando la casa. Aliana comienza a informarse ya sobre la gente de la casa buscando cualquier posible enemigo dentro, y lo seguirá haciendo durante los días por venir. A media tarde llegó el marido cargando con un maletín metálico, que lleva directamente a la cámara acorazada. No pasa nada salientable hasta medianoche, cuando, durante diez minutos, todos los sistemas de defensa se desconectan.

7-1: dedicaron el día a instalar las cámaras por la casa, y                también aprovechó para colocar trampas explosivas. Organizaron los turnos de seguridad y esperaron. A medianoche se volvieron a desconectar los sistemas de seguridad, pero no pasó nada.

8-1: a medianoche, mientras los sistemas de seguridad están desactivados, cuatro scubas salen de las aguas por el embarcadero, pero Kasidy no tiene problemas en eliminarlos a todos con su rifle de francotirador desde la azotea donde se encontraba. Recogen el equipo de los scubas, que la dueña de la casa reclama para si pues no eran parte del trato, y aprovechan uno de los cadáveres para subirlo a azotea y "apostarlo" de una manera un tanto evidente para que actúe como señuelo.

(9 al 11)-1: los días transcurren sin incidentes, aunque los sistemas de seguridad se siguen desconectando a medianoche.

12-1: a medianoche, mientras los sistemas están desconectados, oyen los gritos de alguien en la zona de criados de la mansión. Al llegar allí se topan con que una de las criadas ha sido asesinada de una cuchillada perfecta. La que gritó había sido una de los criados que se encontraban en la sala cuando los runners llegaron. Pese a que investigaron la escena e interrogaron a los presentes, no descubrieron nada. Latten informa de que el área acaba de adquirir Radiación de Fondo. Kasidy coge el cadáver para examinar la herida y dictamina que fue hecha con algo muy cortante y con una ejecución perfecta.

13-1: esa medianoche apareció muerto otro de los criados, con una punzada a través del cerebro. Y Kasidy se sorprendió cuando un rayo rasgó la noche nublada para caer sobre la antena parabólica, ignorando los pararrayos y sin ser seguido por ninguno más.

14-1: ese día aprovechan para colocar las pocas cámaras de seguridad que traían consigo en torno a las habitaciones de los criados. Pero esa noche el asesinato se produjo entre los del otro ala de la casa, una mujer abierta en canal completamente. Y, por si fuera poco, incluso sus cámaras se apagaron durante los diez minutos, pese a no estar conectadas al ordenador central de ninguna de las maneras.