Make your own free website on Tripod.com

Libros:

Neuromante es el libro creador de lo que hoy conocemos como cyberpunk. Escrito por Ian Gibson en 1984, narra las aventuras de Case, un tecnomante que ha perdido la posibilidad de conectarse a la Matriz, al que le ofrecen un misterioso trato que le permitiría recuperarla... A lo largo de sus casi trescientas páginas, el libro exuda ambientación para Shadowrun por los cuatro costados, especialmente los barrios bajos y la Matriz. Al principio, cuesta un poco seguirlo, por lo que es importante leerlo con cuidado, a parte de para no perder alguno de los numerosos detalles que abarrotan el libro.

Mona Lisa Acelerada, es una especie de secuela de Neuromante, a la que hace numerosas referencias. Viajes por la matriz, una detallada descripción de la Yakuza, la descripción pormenorizada del mundo de los simsen y una interesante visión del vudú (fácilmente aplicable a las bases mágicas de Shadowrun) son sus bazas fuertes, pero tan sólo son las joyas de una corona imprescindible.

También de Gibson está Luz Virtual, una magnífica novela que bebe del más puro cyberpunk de Gibson (aunque quitándole los cyberimplantes). De especial interés (incluso más que el resto, me refiero) merecen la descripción de IntenSecure (una corporación de seguridad muy similar a Knight Errant), el puente (una perfecta descripción de parte de los Yermos) y los personajes de República del Deseo (un grupo de tecnomantes cojonudo).

Y continuando con Gibson, Burning Chrome es una antología de cuentos cortos. En ellos podemos encontrar de todo, desde lucha de las grandes esferas, a competiciones de cyberpilotos. Ciertamente, es una tremenda fuente de ideas que explotar, en los más variados campos.

En el Hombre-Máquina, de Walter Jon Williams, nos encontramos con otra novela cyberpunk a tope, aunque sin las geniales rayadas estilísticas de Gibson. Teniendo como protagonistas a un ciberpiloto (aquí llamado tanquista) y a una buscona, es una magnífica fuente de inspiración sobre los pilotos y su mundo en un entorno que los hace mucho más importantes de lo que son en el Sexto Mundo.

Aunque no sean propiamente libros, los cómics de Spawn (a parte de ser una joya en cuanto a trama y demás) pueden darte muchas ideas. ¡Incluso cuentan con una aparición de los Halloweener en el número 34! Por otro lado están los tomos del manga Blame!, ambientados en un claustrofóbico mundo subterráneo muy similar a los subterráneos orcos, aunque tecnológicamente mucho más avanzado. De la misma editorial tenemos también No Honor, una historia de fantasmas y samurais ambientado en el mundo del robo de arte y con una estética urbana que bien se puede trasplantar a Shadowrun sin problemas. Ghost in the Shell también puede proporcionarte buenos puntos de vista, a parte de lo buena que es la historia en si, y ahora tenemos el segundo tomo a la venta que es igual de bueno; imprescindibles ambos, aunque el segundo sea más lioso de seguir.

Y, hablando de comics (aunque ya no manga), El Sueño del Monstruo, de Enki Bilal, es una extraña historia ambientada en un mundo cyberpunk-postapocalíptico. Especial atención merecen los decorados y algunos diseños de personajes, así como el grupo terrorista de la Obscurantis Ordo.

El Chico Artificial, de Bruce Sterling, es una muy buena fuente de ambientación, ya que toda la primera mitad es cyberpunk, aunque luego ya se vaya por otros derroteros. Ambientada, eso sí, en un futuro mucho más lejano que lo que estamos habituados dentro del genero, describe una sociedad degenerada en algunas cosas y mucho más perfecta en otras, donde la violencia se ha vuelto un deporte multitudinario.

En general, la mayor parte de la obra de Philip K. Dick (desde Sueñan los Androides con Ovejas Electrónicas a Ubik) es muy, pero que muy aprovechable, especialmente si os gusta rallaros. Y como metáis algunas de estas cosas en partida podéis conseguir una campaña memorable sin demasiado problema.

Snow Crash de Neal Stephenson está cargado de cinismo y humor negro hacia el género (aunque algunos dicen que es una parodia). Tiene una historia mucho más cercana a Shadowrun que cualquiera de las novelas de Gibson, ya que le da mucha importancia a la mitología (la sumeria, en este caso) y toda la parafernalia propia del género. Esta crítica no la hago yo, sino un colega (perdi el mail con el nick, lo siento, si me lo vuelves a dar te lo agradecería, para poder ponerlo aquí). ¡Muchas gracias!

Decir por qué recomiendo la Estación de la Calle Perdido puede ser un poco complicado, pues ni yo lo tengo muy claro. Se que he obtenido un mogollón de ideas de aquí, y, aunque la novela no es cyberpunk ni de lejos, si tiene un mogollón de referencias (como un extraño sistema de implantes) y la coña de que es un universo con magia y cosillas de eso. No se cuánto le sacaréis vosotros, pero para mi ha sido muy útil.

Quizás sea un poco complicado de leer, pero Todos Sobre Zanzíbar describe un mundo cyberpunk de tremendo detalle y viveza. Desde la cosmética a la vida en las calles, desde ordenadores de ultima generación a perros genéticamente modificados. Quizás tecnológicamente algo más avanzado que el 2064, debería ser igualmente una gran fuente de ideas y material que emplear.

Películas:

Si hubiese un ranking con las películas más shadowrunnerescas de todas, no me sorprendería que Ronin lo encabezase. Quizás no en la estética, y ciertamente no en la época (se ambienta en los 80-90). Sin embargo su desarrollo, los personajes, como se relacionan... todo es como sacado de un manual de Shadowrun llamado "como dirigir un gran run, paso a paso". Especialmente notoria, si he de escoger una escena, es cuando se conocen, y como se relacionan y se van midiendo unos a otros para saber con quienes trabajan. Genial.

Días Extraños está ambientada en los días previos al fin de año de 1999, y gira en torno al mundo de los simsens, y más concretamente, a los BTLs. Nos lleva en un trepidante viaje a las caóticas y peligrosas calles en un frenético viaje. Gran fuente de ideas sobre simsens y sus implicaciones, así como de la situación en los barrios de menor seguridad de Seattle. Ahh, y al loro con el personaje de Maze, que constituye un ejemplo muy bueno de ciberpiloto.

Blade Runner, que sale de la novela de Philip K. Dick "Sueñan los Androides con Ovejas Electronicas" está ambientada en un futuro muy parecido al del Shadowrun pero con mayores avances en el campo de la robótica, que es el centro de la película. Muy interesante es la estética, que ha marcado el mundo cyberpunk sin lugar a dudas, así como la descripción de la gran Tyrell Corporation y muchos de los personajes y su rerelación distópica con la tecnología desarrollada para su mundo.

Matrix y Nivel 13 son dos películas muy buenas y muy relacionadas que os podrán dar una infinidad de ideas, además de que dan mucho que pensar. Atentos a la estética, especialmente. Matrix: Reloaded es igual de útil que la primera parte, aunque contiene más del mundo real, que es perfectamente aplicable a ciertos lugares, como los subterráneos orcos o similares. Animatrix, por su lado, son nueve cortos, unos más útiles que otros, pero todos con cositas que emplear (especialmente el del detective). En cuanto a Matrix: Revolutions, la verdad es que está al nivel de las otras tres, pero es mucho menos aplicable a Shadowrun.

Por supuesto, los buenos animes pueden darte muchas ideas para partidas. En especial aquellos con una historia retorcida y rallante pueden darte muchos buenos detalles. Así tenemos Lain, por ejemplo, que está centrada en la Matriz y en los Otaku. Neo Genesis Evangelion es una gran serie que también te puede dar ideas para sociedades secretas y demás. ¡Y cómo no mencionar el inimitable, inigualable y genial Akira! Una sociedad Cyberpunk en toda su dureza y crudeza, además de una muy buena descripción de la actitud y forma de ser de los go-gang (como los Ancient). También los OVAs de Kenshin pueden ser buenas fuentes de ambientación sobre grupos ocultos de terroristas, claro que hay que extrapolar, pero... Por otro lado Trigun más parece un western que una serie cyberpunk, pero (aunque pueda resultar patética por momentos) Vash y algunos personajes se comportan, a veces, como auténticos samurais callejeros, y en combate son tal como ellos. Jin-Roh, en cambio, es puro cyberpunk, una película sin desperdicio, aunque lo que más interés tiene es la trama, con diferencia. Armitage III está ambientada en un futuro algo más lejano, pero está muy bien como fuente de ambientación. Hay que decir, eso si, que tiene un muy marcado aire a Blade Runner. .Hack también es una muy buena fuente de ideas, puesto que transcurre integramente dentro de la Matriz; no solo os puede dar ideas sobre cómo funciona la Matriz, sino muchas ideas para partidas y de las IA, siempre y cuando dejéis de lado su aspecto épico-medieval. Sin embargo, lo mejor queda para el final: Ghost in the Shell; tanto la primera como la segunda película destilan cyberpunk por los cuatro costados, y la serie GitS: Stand Alone Complex resulta imprescindible tanto como las películas (especialmente el capítulo 9, donde se ve cómo funciona un foro tipo Shadowland o similar en el mundo de Shadowrun). Y si tienes ya la cuarta edición en tus manos, en Ghost in the Shell 2: Innocence tendrás un claro ejemplo y muestra de como funciona un mundo donde lo que prima es la Realidad Aumentada. Y entre las destacadas, inevitablemente, también está Black Lagoon: una ciudad que bien podría ser Seattle, una trama de mafias y muerte... perfecta. Destaca la profundidad que alcanza a la hora de tratar los efectos que tiene en la personalidad el vivir tanto tiempo en la brutalidad de las sombras.

Robocop, pese a lo infantil y previsible de su argumento, también tiene buenas notas para un master. Desde las reuniones corporativas de las altas esferas hasta los barrios bajos dominados por los pandilleros. Además, el protagonista sirve muy bien como ejemplo de Cyberzombie, aunque sea demasiado inteligente. Y, en la línea de Robocop está Terminator 1 y 2 (la 3 es basura), que también os aportará ideas similares a las de la anterior, aunque su estética encaje menos.

Por otro lado, las películas antiguas también os pueden dar enfoques interesantes si estáis atentos. Por ejemplo, en Casablanca, hay multitud de escenas aprovechables. Desde la manera en que la resistencia se pone en contacto con Laldon (por medio del anillo) hasta la escena en que describen el local del Rick con todos los negocios sucios que hay en ellos. Mención a parte merecen los personajes, que realmente podrían caer de cabeza en Shadowrun si sólo les cambiamos la vestimenta y les añadimos algo de cromo.

Traffic es una película muy dura que gira en torno al mundo de la droga: contrabando, efectos, lucha contra ella, luchas intestinas... aunque esté ambientada en los actuales EEUU es una película que por el tema puede ser transplantada con mucha facilidad a Shadowrun, sólo hay que cambiar el decorado.

Se Busca cuenta una historia a caballo entre El Fugitivo y Nikita y, aunque está ambientada en el mundo actual, el estilo de las ropas, la forma de hablar y demás es propia de los shadowrunners más avezados. De Mystery Men podemos coger la ambientación, pues se mueven en una ciudad completamente cyberpunk, que bien podría ser Seattle en el 2060. Lo mismo se puede obtener de Doble Dragón, que goza de una ambientación bastante shadowrunneresca, porque junto con una ciudad completamente cyberpunk se junta una trama de tintes "mágicos"; eso si, no veréis nada de cyberchatarra en ella. Fortaleza Infernal no es una buena peli tampoco, pero todo el trasfondo tras la peli, la estética... todo destila puro y duro cyberpunk.

El Ataque de los Clones (el Episodio 2 de la Guerra de las Galaxias) también os puede ser muy útil, por la ambientación de Coruscant y unos cuantos detalles más. Ojo también a la manipulación de todo el mundo que usa el Senador en los Episodios 1, 2 y 3. Finalmente, también se puede sacar algo del resto de las películas de la saga, pero mucho menos.

La Cruda Realidad es una peli mala que se centra en la ejecución de un robo, de una manera muy shadowrunneresca (con la contratación de un runner y todo). Por tanto, es una peli de la que se pueden extraer unas cuantas ideas.

El Informador trata sobre una compañía de brokers en el hoy día. ¿Y qué tiene esto que ver con Shadowrun? Bueno, pues se trata de los personajes, sus relaciones y lo que hacen: son perfectos ejemplos de los tiburones financieros que copan las altas esferas de una corporación cualquiera (y más cuanto mayor sea la corp).

Nikita, mejor la serie que la peli, está ambientada en el mundo de las organizaciones secretas de asesinos, y es una fuente de ideas enorme para Shadowrun. Cada capítulo suele girar en torno a la ejecución de un run, con todo lo que conlleva, y el estilo y manera de comportarse son perfectos. Pero más interesante incluso son los personajes, que serían perfectos arquetípicos de runners: el tecnomante, el mecánico, etc.

Reencarnación: Resurection es una peli que está ambientada en el Moscú de dentro de unos años (más o menos, en tiempos de Shadowrun, sería por el 2035). Tiene unos cuantos rollos muy útiles, como son las escenas de los simsen o los movimientos del submundo, así como una trama que, sin ser para echar cohetes, está interesante.

A Todo Gas (The Fast and the Furious) es tu película si lo que te van son los cyberpilotos o las bandas, pues se centra en ese mundo. Especial atención merecen los distintos personajes, pues cada uno está muy bien tratado y bien podrían suponer distintos arquetipos de cyberpilotos.

Minority Report, basada en una obra corta de Philip K. Dick, es una peli de lo más aprovechable para shadowrun: tecnología, estética, incluso podríamos meter la trama sin demasiados problemas. Muy recomendable.

Ghost Dog es una peli que narra las andanzas de un samurai que trabaja para un mafioso, en el mundo actual. Importante para ver como se actualiza el código de honor samurai al mundo actual, y como este interactua con el mundo criminal que les rodea. Si lo tuyo son los sammies, esta es lo que buscas.

En cuanto a X-Men (X-Men 2 ya menos), a parte de que la estética es claramente cyberpunk, muchos de los efectos que hacen con sus mutaciones se pueden reproducir con implantes (por ejemplo el esqueleto de titanio de Lobezno) o con un poco de ayuda de la magia. La serie de dibujos también os puede ser útil (especialmente cuando viajan al futuro), aunque en menor medida.

Ni que hablar tiene que el Imperio del Fuego es óptima. Dragones conquistando el mundo en una demostración de lo que podrían hacer en Shadowrun (y con unas animaciones impresionantes). Pero no sólo eso es interesante. Las ciudades hacen perfectos ambientes para los Yermos, y los personajes podrían entrar en Shadowrun sin modificarse si quiera.

Por no olvidar una mítica como es Hackers. Es una peli tirando a infantiloide, pero que da una descripción cojonuda del mundo de los tecnomantes adolescentes y aprendices, los que todavía no se han enfrentado a un nodo serio y han sobrevivido para contarlo. Todos, de un modo u otro, pasamos por esa etapa antes de llegar a donde estamos.

Relaciones Confidenciales es una peli que trata de la vida de un intermediario en el mundo actual, y es perfecta retratándola. Además, da la sensación de que narra todo lo que ocurre entre escenas en un run cualquiera, pudiendo dar ideas para muchos runs, así como para describir a personajes fixer o intermediarios.

Inteligencia Artificial es una gran peli con una estética completamente cyberpunk en muchísimos aspectos, que recuerda enormemente a Blade Runner en según que escenas. A parte de eso, toda la trama que gira en torno a un robot y su inteligencia artificial podría ser aplicada con facilidad a Morgan o cualquier otra de las IAs de Shadowrun para darles vida y profundidad si quieres que tu campaña gire por esos lares.

Cosas que Hacer en Denver Cuando Estás Muerto, es una peli ambientada en el mundo actual, pero que contiene varias cosas directamente aplicables a Shadowrun. La primera es la descripción de la mafia, cómo intentar salir aunque resulte imposible, y la aparición del asesino-shadowrunner. La segunda es las relaciones entre los distintos miembros de un equipo antiguo de runners que se ven obligados a reunirse de nuevo.

Y, sin duda, Ocean's Eleven si lo que quieres ver es a un grupo de prime-runners en acción, asaltando un lugar hiper-seguro: los fondos de un casino de Las Vegas. Además, los personajes están muy bien construidos. En serio, vale mucho la pena.

También vale la pena Paycheck, en especial la descripción de la corporación "mala", que se ajusta perfectamente a los cánones de las megacorporaciones de Shadowrun, a parte de numerosos otros guiños muy apropiados (el aparato de borrado de memoria, por ejemplo, puede suplirse con BTLs que reprogramen a la persona para olvidar ese evento, o lo que sea). Y la trama también es muy apropiada para Shadowrun.

Y otro clásico de la acción como es Demolition Man puede también ser útil. Narra un futuro ligeramente "bueno" de más para el movimiento cyberpunk, pero quitando eso, es un trasfondo muy aplicable al juego. Algo así como un cruce entre Shadowrun y Mundo Feliz.

Sin City es una perfecta fuente de ambientación. Y no sólo porque uno de sus personajes parezca un troll cargado de implantes de Constitución, sino por la ambientación de la ciudad. Esa corrupción que infesta la sociedad, ese look oscuro y callejero con que toda la peli está rodada, la fría o apasionada brutalidad que llega a mostrar a su manera. Además, al ser varias historias entrelazadas a su manera, da una sensación muy importante para cualquier partida de rol: la de que el mundo vive, y en él están ocurriendo cosas. Ya sabéis, "cuando uno mira en los callejones de Sin City (o Seattle) nunca sabe lo que puede encontrarse". Encontraréis que los comics son también una gran fuente de ambientación, tal como la película, que es una conversión fiel y directa de los mismos.

Por su parte, New Rose Hotel no es una gran película, pero tiene a su favor ser una adaptación de una de las historias cortas de Gibson; se pierde mucho del feeling cyberpunk, ciertamente, pero las intrigas corporativas están más que a la orden del día. Johny Mnemonic también es una adaptación de otra de las historias de Gibson, aunque en este caso se note mucho más la estética y todo el rollo cyberpunk al ser una historia más a pie de calle, aunque se pierde el enfoque de los poderosos. Combinando estas dos películas podéis describir la mayor parte de todos los temas argumentales propios del cyberpunk.

Cypher comienza floja, pero rápidamente gana mucho interés. El mundo del espionaje corporativo del 2060 aparece retratado fielmente en una historia con bastantes vueltas y giros. Atentos al personaje de la chica, un claro ejemplo de infiltradora.

La serie de tres películas dedicada a Cube (la primera incluso es del mismo director que la anteriormente mencionada) puede daros algunas ideas de interés para sistemas de seguridad... especialmente si os gusta la crueldad y la efectividad. En la tercera (Cube Zero) además tenemos acceso a una serie de tecnología muy útil para shadowrun, entre la que destaca una bonita descripción de bastantes cyberimplantes.

Serinity es una película que se ambienta ligeramente más en el futuro, pero si cambiamos las naves espaciales por t-birds, y el Senado planetario por una megacorp, cuenta el día a día de un grupo de shadowrunners que se han metido donde no deben. Además, su construcción argumental casi casi parece de juego de rol, así como la estética, de modo que le encontraréis bastantes más cosas de utilidad.

Por su parte, Impostor (titulo inglés, no se como será en español la traducción) tiene muy buenos elementos de Cyberpunk que os pueden ayudar, y en especial introduce el uso de una serie de tecnologías muy próximas en algunos aspectos a las de SR 4 edición. No en vano se inspira en una novela de Philip K. Dick.

Taxi de Nueva York no es una buena película, pero muchas de las cosas que hacen las protagonistas conductoras son perfectos ejemplos de lo que haría un ciberpiloto. No me refiero solo al conducir, sino a ese conocer íntimamente la ciudad, así como amar los vehículos y todo eso.

Ases Calientes cuenta la historia de varios grupos de asesinos profesionales con la misión cruzada de eliminar al mismo individuo, y del grupo del FBI que trata de llevarse a ese mismo individuo vivo. Es especialmente interesante comparar las distintas aproximaciones de cada uno de los equipos al mismo asesinato, y es realmente sencillo adaptar la película y convertirla en un gran módulo para SR.