Make your own free website on Tripod.com

Video Juegos:

Blade Runner es una "aventura gráfica" de Westwood Studios ambientada en el mundo de la película y con una acción que se desarrolla con muchos paralelismos con ella. Encarnamos a Roy Mc Coy, un Blade Runner al que se le encarga el trabajo poco interesante de encontrar a unos asesinos de animales vivos y que acabará llegando a destapar muchas cosas. La acción se desarrolla sobretodo entre diálogos para desembocar en uno de los numerosos y distintos finales que tiene el juego. Una de las joyas de Westwood.

Deus Ex es un juego mezla de acción y rol en el que encarnaremos a un shadowrunner en un mundo completamente cyberpunk. La verdad es que es casi un indispensable, y no tiene desperdicio a la hora de trasladar cosas a nuestro jueguito, desde la ambientación, la trama... La segunda parte, Deus Ex 2: Invisible War, pierde en algunas cosas con respecto a su predecesora, pero desde luego en donde no pierde es en ambientación para un mundo shadowrunneresco. Pillad vuestra Manhunter, porque es una de las ocasiones en que más cerca os encontraréis de interpretar a un Shadowrunner.

En Soldier of Fortune, un buen shoot'em de los de toda la vida, encontraréis pequeñas pero muy interesantes notas sobre el mundo de las sombras.

Anachronox es un juego de rol fuertemente cyberpunk. Siguiendo un sistema de rol estilo japonés (uno de sus más grandes fallos, junto con el hecho de que guía completamente lo que hay que hacer, dejando 0 libertad), esta pequeña joya de la creación nos sumergirá en una fantástica trama de viajes espaciales y retorno de la magia al mundo.

Por otro lado, los juegos de Shadowrun de Master Sistem y Super Nintendo no están mal. No son los mejores juegos a los que habréis jugado, ni mucho menos, pero están bien y te permiten tener una imagen del juego ya en movimiento y ese tipo de cosas que no se pueden obtener de los libros.

Max Payne es un juego de acción en tercera persona que, pese a ser en el mundo actual, te servirá como inspiración para shadowrun por la trama, que gira en torno a la mafia italiana, la rusa y una misteriosa corporación. Además, el uso del Bullet Time (jugar en una especie de cámara lenta, muy espectacular) te dará una idea de cómo ve un samurai con ciberreflejos el mundo normal. Y Max Payne 2 incluso supera a su predecesor, al volverse una historia mucho más oscura y dura. Otra tanda nueva de conspiraciones que engancha con todo lo anterior y unos personajes perfectamente construidos dan un broche de oro, por ahora, a una serie sin desperdicio.

Thief y Thief 2 son dos magníficos juegos en que encarnamos a un ladrón medieval que ha de infiltrarse en castillos y demás con todo cuidado, obligándonos a ser de lo más sutiles, de lo más shadowrunerescos. El equipo no es, en su mayor parte, el que usaría un shadowrunner, pero para percibir las partes de sigilo e infiltracion y aprender a planificar con antelación está muy bien.

Hitman: Codename 47 (y sus siguientes partes) es un juego muy similar al anterior en planteamiento y desarrollo pero completamente distinto en ambientación, pues se encuentra ambientado en la actualidad, lo que lo hace mucho más apto para trasformar cosas directamente a Shadowrun. Encarnamos un asesino a sueldo al que se le encargan una serie de misiones en distintos barrios que él debe conseguir llevar a cabo como mejor pueda, con ingenio o a lo bestia. Desde la ambientacion del entorno del personaje, a aprender cómo enfrentarte a las situaciones y demás, este juego es casi imprescindible-

Enter The Matrix es igual de útil que las películas, pero la posibilidad de interactuar con el mundo hace que siempre se le saque algo más de jugo. Las escenas de combate son especialmente impactantes, y son cosas que perfectamente podrían hacer un adepto o un samurai callejero con los implantes apropiados.

Oni: un juego con una estética completamente manga, que sin embargo tiene unas cuantas cosas muy útiles a la hora de ambientar una partida de Shadow. Bastante interesante, sobretodo la estética y los movimientos de combate cuerpo a cuerpo.

Mafia está ambientado en los años 30 del siglo XX, pero la descripción del ambiente, la trama, la mafia en si... todo es perfectamente aplicable a Shadowrun. Tan sólo cambia la estética, algunas de las cosas con que trafican, y un par de detalles más, y es todo tal cual. Muy recomendable, a parte de ser un gran juego.

Final Fantasy VII resulta una buena fuente de inspiración, sobretodo al principio. Y es que la primera ciudad y la trama inicial exudan feeling shadowrunneresco por todos sus poros, aunque quizás un poco retro en su ejecución gráfica. Atentos en esos momentos a Shin-ra y cómo maneja la opinión pública e influencia en el gobierno, y cómo se organiza un grupo eco-terrorista como Avalancha.

Red Faction no está mal. La tecnología es muy propia de Shadowrun en muchos eventos, y los experimentos que hacen fácilmente son trasladables a criaturas paranormales y tienes una mini-campaña servida. 

Fahrenheit: aunque transcurre en los tiempos actuales, al basarse en una gran metropolis puede tener cosas de interés en ambientación. Pero lo más interesante es cómo introduce lo sobrenatural en el mundo cotidiano, y un par de giros argumentales que os pueden dar muchas ideas (y que no os cuento pa no joderos el juego).

Juegos de Rol:

Kult, uno de los más grandes juegos de rol que existen, te puede servir magníficamente como fuente de inspiración sobre cómo introducir el terror en el mundo urbano moderno, y de aquí pasarlo a Shadowrun. Además, es una gran fuente de conocimientos sobre las diversas ciencias ocultas del mundo (y de ambientación mágica para herméticos), así como una gran descripción de realidades siniestras que son muy sencillas de introducir... de hecho, se podría dirigir una gran campaña de Kult ambientada en el Sexto Mundo...

Aunque me pese, no puedo dejar de reseñar también Cyberpunk 2020, el juego primo lejano de Shadowrun. Ambientado también en un futuro distante, su trasfondo tiende a ser más simplón al estar el juego más centrado en el combate, pero tiene algunas cosas bastante aprovechables.

Para los que llevan Samurais Callejeros, La Leyenda de los Cinco Anillos es un gran trasfondo que describe a la perfección cómo eran los samuráis de antaño, así como el bushido y toda la sociedad japonesa de aquella época. Puede resultarles muy útil a la hora de dar vida a un personaje así.

Fading Suns está ambientado en un futuro mucho más distante, pero con un nivel de tecnología que oscila de planeta a planeta. Así, mucho del contenido de sus manuales puede ser fácilmente aplicable a Shadowrun, tanto las reglas como el trasfondo.

Mechwarrior, similarmente, también puede servir como fuente de inspiración para multitud de facetas del mundo de Shadowrun, especialmente el trasfondo dedicado a algunos de sus planetas.